Reservar ahora Dónde estamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Historia

Restaurante El Cortijo de Ramiro, en Guadalmina, es un referente en la gastronomía de calidad de la Costa del Sol en general y de Marbella en particular.

A lo largo de su dilatada trayectoria, el establecimiento se ha ganado el galardón de ser uno de los locales más de moda de la zona, con un servicio de calidad, unos productos extraordinarios tratados con cariño, sabiduría y conocimiento, y todo ello en un entorno de lujo. El restaurante está especializado en cocina mediterránea, española e internacional y es el escenario ideal para acoger cualquier tipo de celebración o acontecimiento ya sea familiar, como reuniones de empresa, como encuentros profesionales o de expertos.

Ramiro Gago está desde hace más de 28 años al frente, aunque se ha curtido en decenas de establecimientos a lo largo de su dilatada trayectoria. Originario de Asturias, llegó a Marbella llamado por la buena cocina y por su fama gastronómica. “Algunos vinieron a tomar el sol pero yo vine a trabajar y para ello tenía claro que tenía que formarme”, recuerda. La formación la hizo en la escuela de hostelería de la zona “donde tuve la suerte de poder combinar los estudios con la formación práctica ya que pude trabajar al mismo tiempo en que podía poner en práctica lo que se aprendía en las aulas y al mismo tiempo habituarte al día a día”, recuerda.

Y a la salida de la escuela comenzó el largo periplo de este reconocido chef por los mejores establecimientos de Marbella, desde campos de golf hasta restaurantes. “En el 89 comenzaba a introducirse la gastronomía en los campos de golf y me hice responsable del servicio del club de Guadalmina. Comenzamos con muy pocos socios y actualmente tiene varios miles. La restauración en este aspecto es fundamental, es un atractivo más de este tipo de instalaciones”, explica Gago, que combinó la dirección con otros muchos proyectos, “esta profesión es totalmente vocacional porque requiere una dedicación absoluta, requiere la mayor parte de tu tiempo y si no estás dispuesto a darla no podrás conseguir el éxito en el sector”. Esta inquietud llevó a Gago a poner en marcha el restaurante El Cortijo de Ramiro, al que se dedica ahora.

Uno de los proyectos más ambiciosos de Ramiro Gago ha sido la puesta en marcha de Ramiro Cátering, una empresa que ha servido a los más conocidos y prestigiosos vecinos de Marbella. “Sin lugar a dudas es el trabajo que más dedicación me ha requerido”, comenta. “Si un cliente te abre su casa y te encarga la organización de un evento o una fiesta importante para él no le puedes fallar y para no fallar tienes que estar presente y eso requiere mucha dedicación”, explica, que se felicita por haber podido compartir este duro trabajo con su esposa, con la que siempre ha formado un gran equipo.

El Cortijo de Ramiro es un establecimiento agradable, simpático y acogedor que dispone de grandes ventanales que dan a un jardín y a una piscina, un marco incomparable para cualquier tipo de celebración o cena agradable.

La cocina del establecimiento regentada por María José esposa de Ramiro, se basa en productos de máxima calidad, de proximidad y elaborados con cariño, dedicación y conocimiento, además de tratados lo mínimo posible para evitar variar en exceso el gusto característico de las selectas carnes y pescados que llegan al Cortijo de Ramiro.

La sala con Ramiro, Sara hija, y un equipo familiar y profesional de camareros ,añadiendo música en vivo ,tratan de hacer que su visita sea toda una experiencia gastronómica a la vez que especial

haz clic para copiar mailmail copiado